México lindo y querido

Así es, quien conoce México, aunque sea en unos días como turista, se queda enamorado de ese país, sus gentes y su diversidad. Un país seductor y terrible, amable y violento, acogedor y demoledor.

 

Han desaparecido 43 estudiantes, asesinados por no se sabe por quién si por la policía o por los sicarios del narco (¿hay alguna diferencia? Se preguntan nuestros buenos amigos mexicanos). Pero hay más. Mucho más, en una realidad en la que no basta el buen y peligroso oficioso de un puñado de periodistas heroicos. Demasiada complejidad, demasiada contradicción entre lo viejo y lo nuevo, las tortillas populares y las anfetaminas globalizadas. La cultura del maíz frente a la invasión del trigo transgénico.

 

Pero, afortunadamente, México es también un país de grandes novelistas. Hoy queremos sugerirles a Jorge Zepeda y sus dos novelas publicadas entre nosotros: Los corruptores, finalista del Premio Hammett de la Semana Negra de Gijón, y Milena o el fémur más bello del mundo, el reciente Premio Planeta.

 

Nuestra recomendación es que se despojen de los prejuicios que les provoca el Premio Planeta. Cierto es que algunos ganadores han sido acusados de plagio o de demasiada intertextualidad, pero también es cierto que Los mares del Sur es la mejor novela de Vázquez Montalbán y de Pepe Carvalho y es Premio Planeta. Y también lo ganaros Francisco González Ledesma, el jefe de la banda y Lorenzo Silva y sus “picoletos”.

 

Olvídense de los prejuicios y sumérjanse en la lectura de Milena. Los azules esta vez son tres: la máxima dirigente del partido de la oposición, un periodista marginal reconvertido en director en funciones y `por lo tanto provisional, y un antiguo dirigente de los servicios secretos mexicanos, que dejaría en mantillas a algunos servicios de espías conocidos de “la vieja Europa”.

 

México, el poder, es decir la corrupción, con Milena una joven y bella croata, como nexo de unión con la Marbella que hay debajo de los Gil y Gil. La Marbella de la parte oscura del iceberg blanco. Dinero sucio para la buena sociedad blanqueada.

 

Una novela llena de matices, donde las fronteras de lo legal y la justicia se entrecruzan y son difíciles de distinguir. El fin justifica el fin y los medios justifican los medios. Y de lectura absorbente, con pequeños textos que nos hacen reflexionar sobre una lacra terrible y socialmente poco rechazada: la prostitución y la esclavitud sexual.

 

Les decíamos que Lee Child era un perfecto ejemplo del Trhiller norteamericano de acción. Pero a nosotros nos encanta el Thriller político conspirativo. Y hoy su mejor representante en la narrativa negrocriminal es Jorge Zepeda, que ha sido buen periodista, en la tradición de los Manuel Buendía o Julio Scherer, se convierte en buen novelista continuador de la tradición de Rafael Bernal, o La guerra de Galio, de Hector Aguilar Camín, antes de ser “intelectual más o menos gubernamental”

 

Si están por Barcelona, vénganse el lunes por la tarde, hacia las ocho de la tarde, a compartir un tequila o un mezcal, y pregúntenle a Jorge Zepeda todo lo mucho que sabe, y que nos contará en voz baja , y agradecerle el que después de leerle, sabemos más, conocemos más, sus libros nos ayudan a entender las noticias sobre México. Lindo y querido, siempre.

 

Si no pueden estar, ya saben que nos pueden pedir un libro dedicado. Sólo tienen que indicarnos el nombre.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s